Pasar al contenido principal

Tecnología al servicio de niños sensorialmente diversos

Andrés Navarro y Juan Carlos Martínez, profesores de la Javeriana Cali que lidera proyecto de tecnología al servicio de niños sensorialmente diversos
Karen Daniela Ferrín

Creado por: Lola Ferrin

17 de Mayo de 2022

Durante el 2021 la Javeriana Cali se unió a novedoso proyecto de colaboración entre Colombia y Québec que busca crear  prototipos multisensoriales y narrativas extendidas (XR) para facilitar los procesos de aprendizaje de niños con diversidad sensorial.

Se trata de una apuesta en la que también participan expertos de la Universidad de Sherbrooke, Canadá, la Universidad Autónoma de Bucaramanga, la Universidad del Norte y el Instituto para Niños Ciegos y Sordos. 

Bajo la batuta de Juan Carlos Martínez y Andrés Navarro Newball, la seccional es la responsable de usar tecnología del continuo virtual para aumentar la narrativa de obras artísticas con tecnología 3D printing realizadas por los artistas Laura Lucía Serrano Bernal y Frank Rodríguez.

“Los menores del instituto están en una fase en la que tienen que aprender los conceptos abstractos del mundo. La idea es hacer que estas experiencias interactivas, aumentadas con el uso de estas tecnologías, les permitan entender el mundo real y, de paso, ir aprendiendo también la narrativa en español”, expresó Navarro.

El doctor en Ciencias de la Computación de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, explicó que para este proyecto se escogió el tema de los animales en vías de extinción porque es importante preservar la biodiversidad y este conocimiento no está llegando a los menores con diversidad sensorial. Por tanto, el objetivo es que esta población comprenda cómo son estos animales y cuál es su hábitat a través de elementos narrativos que fortalezcan sus habilidades comunicativas.

Le puede interesar: Conozca el proyecto que busca crear narrativas extendidas para facilitar el aprendizaje de menores con diversidad sensorial

“Una de las propuestas tiene cinco puntos de interacción que estarán embebidos en una narrativa. Se trata de un tapiz táctil que permite entender cómo es la piel de un jaguar; así se ofrecen nuevas experiencias, especialmente para los niños que no pueden ver, pues el tapete tiene unos sensores de tacto que brindan una salida visual y auditiva con mayor información del jaguar, qué hace, cómo vive”, agregó el académico.

El proyecto también incluye un periscopio con el que se puede apuntar hacia el tapiz para obtener información adicional a manera de realidad aumentada.

Otro de los puntos de interacción multimedia está relacionada con el mono tití pensada en los niños con limitaciones visuales. Con la ayuda de una cámara los menores podrán ‘convertirse’ en el animal para sumergirse en su hábitat.  

Por otro lado, "los niños podrán meterse en el espacio del cóndor usando un sensor de movimiento que les permitirá sentir que vuelan. El escenario fue capturado con un video 360, la idea es que al niño le ‘salgan alas’ para que empiece a recorrer el ecosistema. Hay puntos de interacción orientadas a la discapacidad auditiva, otras a la visual. Se trata de ser inclusivos, ese es el principal reto que tenemos aquí desde el punto de vista tecnológico”, añadió el profesor del programa de Ingeniería de Sistemas y Ciencias de la Computación.

Este novedoso proyecto también incluye la elaboración de un rompecabezas con información auditiva y visual del mono tití, llevar a la realidad aumentada un libro que contendrá información de especies en peligro de extinción y experimentar la generación de olores en los puntos de interacción.

“Este proyecto tiene varios impactos. Va a favorecer el conocimiento por parte de los niños, además de brindarles herramientas a los profesores del Instituto para Niños Ciegos y Sordos. Además, les quedará un laboratorio de experimentación de tecnología. A la larga podremos medir si estas tecnologías son efectivas en la educación de esta población. Una vez concluyamos, tendríamos que buscar la manera de hacerla accesible para que impacte a otras personas más allá del instituto”, puntualizó.

Impacto social Investigación